Hable con claridad: perspectivas sobre la psoriasis

La presión y el deseo de lucir perfecta realmente pueden abrumar a las personas. Para algunos, puede parecer que cada pensamiento gira en torno a su apariencia. Las personas con afecciones cutáneas graves, como la psoriasis, experimentan esto a un nivel completamente diferente. Aunque sabemos que cada imperfección de esos cuerpos “perfectos” fue retocada por una computadora antes de que se publicaran las imágenes, la sensación de que no eres lo suficientemente bueno continúa creciendo dentro de ti con cada destello. Ni siquiera es que no te sientes hermosa, te sientes inadecuada.

El ciclo vicioso del estrés y la piel
Para las personas que padecen afecciones cutáneas graves, los factores estresantes diarios pueden provocar un brote. 1 A diferencia de otras afecciones, los síntomas de su enfermedad son visibles en su piel y pueden provocar sentimientos negativos por parte de los demás: protagonismo, miradas extrañas, preguntas no deseadas, así como dentro de usted mismo: vergüenza, vergüenza. Desafortunadamente, muchos sienten que solo tienen que aprender a lidiar con eso.

Yo personalmente he experimentado este círculo vicioso: siempre que estaba tenso, estresado o nervioso, tenía un efecto directo en mi piel, impactando mi autoestima y emociones, provocando más estrés. Durante los brotes, me aislé lo más posible como mecanismo de defensa psicológico. Me estaba ahogando en la autocompasión. Avergonzado de mi piel, constantemente tenía la sensación de que no pertenecía. La peor parte fue la sensación de impotencia. Aunque estaba constantemente en estrecho contacto con varios médicos que trabajaban para ayudarme a encontrar la mejor atención posible, me sentía completamente solo con mi enfermedad.

La importancia de la atención psicológica
Desde mi experiencia, puedo decir que más allá de trabajar con su médico para encontrar la mejor atención para los síntomas de su piel, es increíblemente importante obtener apoyo para su salud mental. Ahora, incluso hay especialistas que trabajan en este campo para ayudar a personas con afecciones cutáneas graves, llamados psicodermatólogos. Durante el tratamiento de psicodermatología, las personas que viven con enfermedades de la piel aprenden a comprender la conexión entre los síntomas físicos y psicológicos, ayudándoles a aceptar su diagnóstico y a entender que no los define, para que puedan volver a sentirse libres en su propia piel.

La terapia no puede resolverlo todo, pero puede brindarle la oportunidad de reconocer la importancia de su salud mental en lo que respecta a su piel e integrarla mejor en su vida cotidiana. Brindar cuidados personales a través del trabajo en salud mental puede ayudar a los pacientes a enfrentar su enfermedad y responder preguntas como: ¿Cómo aprendo a amarme a mí mismo? ¿Cómo conozco a otras personas? ¿Cómo puedo actuar con mi enfermedad? ¿Cómo puedo volver a vivir mi vida sintiéndome libre de mi enfermedad?

Para mí, la clave del éxito fue una combinación del plan de gestión adecuado y el apoyo psicológico, lo que me enseñó a aceptarme como soy. Como resultado, finalmente ya no me sentí solo o retenido por mi piel.

El camino para sentirme saludable tanto física como mentalmente fue difícil y doloroso para mí; me tomó más de 40 años encontrar el camino que mejor funcionaba para mí. Hoy, concentro mi energía en transmitir mi conocimiento, esperanza y experiencia a otras personas afectadas en mi sitio web. ¡Estoy convencido de que tú también puedes encontrar tu propio camino personal hacia una piel que se sienta bien! Para obtener un recurso personalizado para iniciar estas conversaciones, consulte aquí .

###

Referencia:

  1. Fundación Nacional de Psoriasis. Causas y desencadenantes. Disponible en: https://www.psoriasis.org/causes/ . 28 de ajor de 2020.

Aclare con su médico

Merece tener confianza en su piel, pero ¿cómo puede tener una conversación clara con su médico sobre sus objetivos de psoriasis? A veces, hablar puede ser la parte más difícil.

Obtenga los consejos

Your voice makes a difference

Be clear about your goals. The power to speak up, feel confident and demand the best care is within you. Sharing your story could be your next step to feeling free from psoriasis—and possibly inspire others to do the same.

Submit your story

Artículos relacionados